[Crítica] Trance de Danny Boyle

trance-final-pic

Asistimos al pre-estreno de la nueva película del director de The Slumdog Millonaire y os contamos cuáles son sus virtudes y sus defectos.

Siempre que Danny Boyle presenta una nueva película se alza mucho revuelo y expectación, no podía ser menos con el director de películas como The Slumdog Millonaire, Trainspotting y 127 horas. Hoy le toca el turno a Trance, su nueva película que tiene como premisas la hipnosis y el subconsciente humano. ¿Merece una oportunidad?

La película empieza con el robo de “El vuelo de las brujas” de Goya, este suceso sirve para presentarnos al personaje principal, Simon (interpretado por James McVoy), el cual trabaja en la casa de subastas donde sucede el golpe pero en realidad también está compinchado con la banda de ladrones. Tras una serie de sucesos y un golpe en la cabeza, Simon olvida donde pone la obra de arte y los criminales deciden someterlo a terapia para que lo recuerde.

Esta terapia es la hipnosis, escuchan que la hipnosis le puede ir bien para recordar y deciden llevarle a una hipnotista (Rosario Dawson). Esto sirve como excusa a Boyle para mostrar al espectador la complejidad del cerebro humano y lo importante que es el mecanismo de represión para que podamos seguir viviendo.

Si la película se mantuviera fiel a estos últimos enunciados (lo que sucede en la primera mitad del film, de hecho), hubiera seguido la estela del buen cine. El problema es que Mr.Boyle complica tanto la trama con muchos giros de guión innecesarios (el primero es inesperado, pero luego los anticipas) que hace que acabe siendo demasiado rebuscada y que aparezcan “Deus Ex Machina” por todas partes. No nos enseña el subconsciente humano como prometió, la película está repleta de líos amorosos absurdos y de situaciones forzadas. La hipnosis es un nexo conductor para introducirnos “amor” de usar y tirar.

Cuando una trama falla, uno puede aferrarse a la actuación de los profesionales, pero en esta película también me supo a poco. James McVoy (X-men Primera Clase) es un actor desaprovechado y parece que solamente le asignan papeles de tonto, Rosario Dawson lo hace correctamente pero quizás el que más me sorprendió fue el líder de la banda, Vincent Cassel, el cual interpreta al “villano” genialmente. La actuación en general es correcta sin más.

En cuanto al aspecto visual, tenemos una película de corte realista ambientada en las mejores zonas de Londres, no esperéis un gran vestuario ni efectos especiales, ya que es un thriller que intenta ser lo más real posible. Hay algún que otro elemento gore y algunos desnudos de Rosario Dawson (la cual tiene unos pechos enormes) que no dejan lugar a la imaginación. Esto último puede compensar el precio de la entrada del cine si eliges ver Trance.

La banda sonora es muy olvidable, cosa que tiene su parte buena, no rompe las situaciones de la película pero tampoco eleva a lo sublime a las escenas que acompaña.

En conclusión, una película que empieza muy bien pero que acaba regularceta. Si esperáis que sea una genialidad, id bajando el listón o os podéis llevar un buen porrazo en la cara pero si buscais una película para pasar un buen rato si os gustará.

Autor: Teo Alarcón


Use Facebook to Comment on this Post

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

You can leave a response, or trackback from your own site.

Responder

Licencia Creative Commons